Cristina G. Lucio | Madrid

 elmundo.es : Actualizado viernes 06/09/2013

“¡Sí, podemos!”. Gregorio Varela Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, ha elegido el conocido eslogan utilizado por Barack Obama en su primera campaña presidencial para dejar claro que combatir la epidemia de obesidad y sedentarismo que vive el planeta no es una utopía.

Se pueden prevenir los problemas relacionados con la inactividad y una dieta inadecuada. Pero, para conseguirlo, es necesario organizarse y tener un plan de acción bien concebido, subraya el también presidente de la Fundación Española de Nutrición, que ha coordinado lo que pretende ser una especie de hoja de ruta para atajar el problema.

El documento, en el que han participado más de 30 expertos españoles de distintos ámbitos de la salud, propone una serie de medidas clave para combatir uno de los grandes males del siglo XXI y establece qué es lo que se puede y se debe hacer. Además, también hace una radiografía de los escollos existentes en esta lucha.

Lo primero que subraya el texto de consenso, destaca Varela, es que “los periodos de crisis económica no tienen por qué suponer una crisis también para la salud pública“. Pese a la declaración, el catedrático afirma no tener datos de cómo están afectando los recortes en sanidad al abordaje de la obesidad en hospitales y centros de salud.

De cara al futuro, los especialistas firmantes reclaman que la prevención del sobrepeso y el sedentarismo “se incluyan en la cartera de servicios” del Sistema Nacional de Salud, así como la potenciación de un abordaje multidisciplinar del problema, algo que ya se hace en las todavía muy escasas unidades específicas con las que cuentan algunos centros.“Hay una falta alarmante” de esta herramienta, ha subrayado Varela. En esta línea, también ha pedido que los datos de actividad física se incluyan en los sistemas de monitorización de la salud.

Está demostrado que la obesidad no es un problema único, ha señalado el experto en Nutrición, sino que tiene múltiples caras, por lo que ha de tenderse -y cada vez hay más técnicas que lo permiten- hacia los tratamientos personalizados e individualizados.

Un problema complejo

El documento también propone la necesidad de coordinar las distintas estrategias ‘anti-obesidad’ iniciadas desde diferentes ámbitos y hace especial hincapié en “la necesidad de monitorizar sus resultados” a largo plazo, algo que ya están haciendo países como Francia.

Pero, tan importante como los esfuerzos colectivos contra la obesidad son las medidas que puede hacer el propio individuo o su núcleo familiar, ha señalado el especialista. “Tenemos que favorecer la autonomía, la responsabilidad individual a nivel de dieta y actividad física. A veces queremos dejarlo todo en manos de otros, pero hay que reclamar la autonomía“.

La familia, continúa, es “el mejor modelo de aprendizaje para unos hábitos alimentarios y de estilos de vida adecuados”, por lo que las políticas de prevención deberían orientarse de manera prioritaria a poder llegar y comunicar con el núcleo familiar.

En pleno siglo XXI, la alimentación sigue siendo una gran desconocida y, tal y como señala Varela, “si no sabemos lo que comemos, es difícil compensar esta ingesta con el ejercicio adecuado”. Según el experto en Nutrición, en las últimas décadas la sociedad española ha vivido cambios muy importantes en sus hábitos de vida, lo que ha supuesto un progresivo abandono del típico estilo de vida mediterráneo.

Es necesario retomar este patrón, que es “el mejor, el que está a nuestro alcance y el más sostenible”, señala. Entre otras medidas, los especialistas en nutrición señalan que sería necesario promover opciones saludables de bajo coste y rápidas de elaborar, que puedan competir con otras opciones menos adecuadas.

En este sentido, Varela ha agradecido la creciente colaboración de la industria agroalimentaria. Ahora, ha subrayado, es necesario contar también con la implicación “de la industria de entretenimiento y del ocio, que son los que faltan, aunque se han iniciado ya algunas conversaciones”.

El documento de consenso ha contado con la colaboración de la Fundación Española de Nutrición y Coca-Cola España, aunque Varela subraya que la compañía de refrescos “únicamente ha contribuido a la difusión del documento y no ha determinado ni la selección de los ponentes ni el abordaje de los temas”.

Todos los detalles del texto, que ya se han publicado en la revista‘Nutrición Hospitalaria’, se presentarán en el Congreso Internacional de Nutrición, que se celebrará en Granada entre el 15 y el 20 de septiembre.

El ocio sedentario es frecuente desde la infancia. | R. Pérez

Anuncios

Acerca de Pablo Bretos

Educador Social. Director de Centro San José (Gobierno de Navarra) Profesor Asociado de Universidad Publica, Departamento de Trabajo Social Experto Investigador Presidente de Federación Navarra de Baloncesto Entrenador Nacional de Baloncesto
Esta entrada fue publicada en Artículos, Ayudas a Personas Mayores, Entrevistas, envejecimiento activo, Esperanza de vida, estudios, Salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s